• Categorías
  • The Latest Style
  • Archivos

Editorial LCR: Volver al Futuro

Por Hugo de la Rosa Castro.

Los Cabos, Baja California Sur.- Volver al futuro es una trilogía clásica del cine que juega con el pasado, el presente y el futuro. Los mismos personajes viajan a través del tiempo y participan en aventuras en diferentes épocas.  En Baja  California Sur bien podría estar viviendo una secuela de esta serie. Vea usted si no.

En el reciente cambio de gobierno en BCS, Víctor Manuel Castro Cosío toma el lugar de Carlos Mendoza Davis. En 2015 Castro perdió la gubernatura como candidato de MORENA ante Carlos Mendoza del PAN, de hecho, quien quedó segundo en aquella elección fue Ricardo Barroso del PRI. Ahora, antes de asumir el cargo como jefe del ejecutivo estatal, Castro Cosío ya empezó a hacer ruido justo como lo protagonizó el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador antes de tomar posesión el primero de diciembre de 2018.

Víctor Castro denunció que en la presente administración hay servidores públicos que se han despachado con la cuchara grande al otorgarse sobresueldos de 700 mil pesos por medio de nóminas secretas. Utilizando el mismo discurso que el jefe del ejecutivo federal, dijo: “No puede haber gobierno rico y pueblo pobre.”

Esta táctica de la izquierda para descalificar sin pruebas no es nueva.  Les gusta sembrar en la mente de las personas la idea de que quienes no son de su bando son unos corruptos, aunque después no puedan comprobar la acusación.

En 1997, al inicio de la administración de Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano como jefe de gobierno del Distrito Federal, el oficial mayor, Jesús González Schmal, acusó que en el régimen anterior, el del priísta Oscar Espinoza Villarreal, había dos mil 500 aviadores, además que cien periodistas cobraban en la nómina del Departamento del D. F. También señaló que había espionaje por parte del partido tricolor en su oficina. No pudo demostrar ninguna y dejó su cargo antes de los cien días de iniciado el período cardenista.

Castro Cosío está siguiendo el mismo esquema que López Obrador, quien ha lanzado acusaciones contra regímenes anteriores, el de Felipe Calderón es su favorito, pero no ha podido meter a la cárcel a nadie. Emilio Lozoya, considerado clave en las investigaciones contra los sobornos cometidos por la brasileña Odebrecht en el gobierno de Enrique Peña Nieto, no se le ha hecho juicio alguno, goza de amparos y está siguiendo el proceso en su casa, no en prisión.

 Por otra parte, las acusaciones contra Ricardo Anaya parecen no estar bien integradas y podría caérseles el caso, lo que sería una bofetada contra el titular de la FGR, Alejandro Gertz Manero.

Cabe recordar que el entrante gobernador sudcaliforniano Víctor Castro Cosío, ya fue presidente municipal de La Paz. En aquel período como alcalde 2012-2015, se le acusó de un desvío de recursos del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado (SAPA) pero él ha negado tajantemente haber participado en tal ilícito.  

Aunado a esto, se le ha ocurrido al futuro mandatario invitar a colaborar en su administración al exgobernador sudcaliforniano y exalcalde de Los Cabos, Narciso Agúndez Montaño, quien estuvo preso por peculado al final de su sexenio. La semana pasada, entrevistado por un medio local, Agúndez se mostró muy sonriente explicando estar feliz de que la izquierda vaya a gobernar de nuevo en el estado y seguro que no perderá oportunidad de regresar a ocupar cargos púlicos. 

La autonombrada 4T le ha quedado a deber a los mexicanos, por lo menos en lo que combatir la corrupción se refiere. El caso que señaló Víctor Castro de los sobresueldos no debe ser un asunto menor. Se debe investigar y sancionar para que su gobierno inicie con certeza o se estará dando un mensaje equivocado al pueblo. 

No se trata solo de quitar bonos. Él se refirió a nóminas secretas y los bonos no son eso. Se trata de incentivos legales. Por los montos expresados en la administración pública estatal, pueden ser inmorales, pero no ilegales. Quien acusa tiene la obligación de probar y como autoridad, ahora toca a Víctor Castro la responsabilidad de darle sustento a sus dichos.

  • Show Comments

Your email address will not be published. Required fields are marked *

comment *

  • name *

  • email *

  • website *

Ads